Un Mensaje para Ti

2Ti 2:11 Es cierta esta afirmación: Si hemos muerto con él, también viviremos con él;
 
Testimonio de sanación y restauración por el perdón PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 9
MaloBueno 
escrito por Coordinación JSMF   
Monday, 28 de September de 2009

TESTIMONIO DE SANACIÓN POR EL PERDÓN

 

5. [23].Por eso, si tú estás para presentar tu ofrenda en el altar, y te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, [24].deja allí mismo tu ofrenda ante el altar, y vete antes a hacer las paces con tu hermano; después vuelve y presenta tu ofrenda. [43].Ustedes han oído que se dijo: «Amarás a tu prójimo y no harás amistad con tu enemigo.» [44].Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y recen por sus perseguidores.

Mt 5, 23 – 24, 43 – 44

 

Hermanos, quiero compartirles mi testimonio de sanación ocurrido en la Misa de Sanación de hace mas o menos un año, soy una mujer casada desde hace mas de 15 años, con tres hijos, y hace algún tiempo me enteré que mi esposo mantenía una relación amorosa con mi sobrina carnal, ellos regularmente salían juntos y me enteré que hasta habían tenido relaciones dentro de nuestro hogar.

 

Esto lógicamente, causó un gran dolor en mí y en mis hijos, así como un problema familiar, pues toda la familia se enteró de semejante deslealtad llevándonos esto, casi a la ruptura y a la separación.

Mi sobrina se convirtió en “la otra” sintiendo por ella y por mi esposo odio y rencor, con continuas riñas que dañaban no solo mi salud si no la estabilidad emocional de nuestros hijos.

 

Mi esposo continuamente quería reconciliarse conmigo y pedir perdón, a lo que siempre le respondía que conmigo ya no podría existir nada después de lo que había hecho.

 

Poco a poco mi salud se fue deteriorando, empecé a sentir dolor en los huesos y en las articulaciones, fui al médico y me dijeron que tenía artritis y reumatismo.

 

Mi salud empeoraba cada vez mas y finalmente el médico me indicó que también sufría de osteoporosis, ya no podía atender a mis hijos, mi atender las obligaciones de mi hogar, terminando postrada en cama, con dolores muy intensos.

 

Finalmente, ya no podía alimentarme, no podía caminar, vestirme, y hasta me dijeron que tuviera cuidado en no golpearme debido a la osteoporosis.

 

Un día me enteré que existía una parroquia en la que se oficiaba lo que llaman las Misas de Sanación, y que ahí, si Dios lo quería, podía sanarme de mis males, averigüé que día se llevaban a cabo dichas Misas, y venciendo un poco mi orgullo le pedí a mi esposo a que me lleve a dicha Misa, diciéndole que los haga por nuestros hijos.

 

El día de la Misa, mi esposo me llevó cargada como si fuera una bebe, pidiéndole a las personas que estaban cerca tuvieran cuidado debido a la fragilidad de mis huesos y a lo delicado de mi salud y me cedieron el asiento porque no podía sostenerme en pie.

 

El ambiente que se respiraba dentro de la iglesia era de mucha paz, los cantos y las caras de los asistentes eran de mucha expectativa.

 

Cuando se inició la celebración, el sacerdote, preguntó quienes querían ser sanos de sus dolencias, levantando las manos muchas personas, cosa que no pude hacer debido a mis dolores, y después de ver las manos levantadas les preguntó cuantos estaban dispuestos a perdonar las ofensas que habían recibido por algún familiar o quien sea que los hubiera ofendido. Dijo que si Dios nos había perdonado nuestros pecados, quienes somos nosotros para no hacerlo.

 

Por supuesto que yo no estaba dispuesta a hacer tal cosa, eso no era posible, desatándose en mi una gran lucha interior, yo no era responsable del comportamiento desleal de mi esposo, yo no le había faltado, yo era una buena esposa, nadie podía dudar de mi lealtad y mas aun de mi amor por el, y a cada pensamiento respondía no perdono y trataba de justificar cada pensamiento.

 

A cada no perdono, sentía mas dolor y veía a mi esposo casi llorando, y yo solo repetía no perdono, que se ha creído este, con sus lágrimas de cocodrilo, que lo perdone su madre.

 

El sacerdote dijo; si no estas dispuesto a perdonar no vas a poder encontrar la sanación que vienes a buscar, e hizo una breve explicación de la necesidad de perdonar para estar en buena relación con Dios.

 

Esto me quebró y solo dije; Señor, yo no puedo perdonar, me duele mucho esto, pero quisiera hacerlo, ayúdame tu ha hacerlo, y finalmente solo atiné a decir lo perdono.

 

La alabanza a Dios empezó a escucharse muy fuerte, recuerdo que había una canción que decía Sáname Señor… y yo solo seguía la letra porque no conocía la canción pero todos la cantaban y levantaban las manos y solo me dejé llevar por lo que ocurría.

 

De pronto la gente empezó a gritar milagro, milagro, milagro, y yo también gritaba milagro, todos miraban a donde yo estaba, y la misa casi se suspende, y me di cuenta que toda la concurrencia me miraba, y me di cuenta que el milagro había operado en mi, ya no estaba sentada, no me dolía nada, solo se que estaba parada encima de la banca me movía al compás de las canciones y las seguía con las manos en alto como si nunca hubiera tenido osteoporosis, artritis y reumatismo, ya nada me dolía.

 

La gente le preguntaba a mi esposo que era lo que había tenido, (pues lo habían visto llevarme cargada y ahora estaba caminado), lo que no podía responder y solo decía perdóname.

Después de esto, pude expresar el perdón a mi  esposo y a mi sobrina, y a partir de ese día me he dado cuenta que todas las promesas de la Biblia se cumplen si creemos en un Dios vivo.

 

Hoy mi vida ha cambiado, tengo paz, y salud, mi hogar se ha restablecido, y nos hemos unido mas con mi esposo, quien también asiste al grupo de oración de la parroquia.

 

Solo me queda expresar mi agradecimiento a nuestro Dios por restaurar mi hogar y salvarlo de la ruptura total.

 

¡Gloria a Dios, que no solo me sanó y restauró mi hogar si no que también dio seguridad de amor a mis hijos!

Modificado el ( Tuesday, 08 de June de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >
Copyright 2014 jesussalvamifamilia.org |. Todo para mayor Gloria de Dios.


Palabras claves para encontrar a JSMF: familia, divorcio, separados, separación, divorciados, matrimonio, restauracion familiar, restauracion matrimonial, matrimonio, iglesia, católico, católica, hijos, sacramento, sacramentos, fidelidad, infidelidad, casado, casada, soltero, soltera, divorciado, divorciada, Jesus, Maria, angeles, arcangeles, santos, Trinidad, union, dialogo, comunicacion, sanacion, intercesion, misas, liberacion, perdon, reconciliacion, matrimonios heridos, Dios, unidad familiar, unidad, pareja, marido, conyuge, mujer, sexualidad, intimidad, rencor, odio, lujiria, pornografia, espiritu santo, conversion, semana santa, cristo, desatanudos, amor, enamorados, enamoramiento, novios, noviazgo, novia, novio, niños, hijos, suegros, yernos, jesus salva mi familia, jesus salva la familia, sanar matrimonios, oracion de proteccion del hogar, oracion de proteccion, oracion de proteccion de la familia, hijo prodigo, conyuge prodigo, divina voluntad, rosario de liberacion, rosario de sanacion, llagas de cristo, heridas del alma, oracion de sanacion interior, testimonios de restauracion matrimonial, testimonios, promesas para mi familia,sanar matrimonios, dios restaura mi familia, ayuda restauracion matrimonio, cuando jesus llega al hogar, dios restaura las relaciones, hogar familia y el evangelio, jesus salvo mi familia, la familia en manos de jesus, oracion para la proteccion del hogar, oracion para restauracion del hogar, familia catolica, restauracion del divorciado, restauracion de la divorciada, laico, laica, laicos, laicas, vocación, noviazgo, sacramento, amor, fidelidad, infidelidad, hijos, suegros, suegras, yerno, nuera, reconciliación, acaba el amor, si el amor se acaba, que hacer si se acaba el amor, como superar el divorcio, superar el divorcio, superar la separacion, grupos de ayuda al divoricio, grupos de ayuda a la separacion, matrimonio catolico, desamor, odio, rencor, resentimiento, adulterio, engaño, abandono, depresion, remedio, ira, celos, indiferencia, impotencia, rechazo, sanacion, alivio, reconciliacion, perdon, anulacion matrimonio, anulacion, matrimonial, nulidad, separacion bienes, grupos apoyo separados, grupos apoyo divorciados, grupos apoyo divorciadas, grupos apoyo separadas, terapia de pareja, problemas de pareja, crisis familiar, crisis matrimonial,ayuda a parejas, infidelidad, causas de divorcio, consejo a matrimonios, consecuencias del divorcio, nulidad matrimonial, violencia familiar, violencia psicologica, dependencia emocional, separacion definitiva, falta de comunicacion, conyuges, limites del amor, amor verdadero, sexo en el matrimonio, problemas matrimoniales, fidelidad, lo que Dios ha unido no lo separe el hombre, separacion, alejamiento, apartamiento,aislamiento, incomunicacion, interrupcion, retiro, soledad, division, partida, desunion, ruptura, Orgullo, alarde, arrogancia, autosuficiencia, jactancia, vanagloria, soberbia, vanidad, envanecimiento, Odio, enemistad, hostilidad, rechazo, rencor, resentimiento, antipatía, tirria, maltrato, menoscabo, ofensa, trastorno, daño, destruccion, deterioro, mal, Amor, sexo, Dios, admiracion, adoracion, estima, pasion, respeto, afecto, apego, aprecio, atraccion, encanto, seduccion, simpatia, amistad, cariño, lealtad, afinidad, gusto, enamoramiento, infidelidad, adulterio, lio, alevosia, deslealtad, traicion, falsia, humillacion, vejacion, insulto, rescate, rescata, rescatados, salve, salvar, salvacion, salvados, rescatanos, sanar, sanacion, sanador, sanados, sanadas, reparar, reparacion, reparador, sanadora, reparadora, sana, repara, alivia, rescatar, cerrando circulos, como superar el divorcio, como superar la separacion, cerrar circulos, cerrar circulo,